Libro: Cuando nada te basta

Cuando nada te basta                                                                            

Este pequeño libro de Harold Kushner, autor que conmovió al mundo con su famosísimo bestseller “Cuando le pasan cosas malas a la gente buena”, vale su peso en oro. Cada página está llena de enseñanzas explicadas de manera sencilla, humana y humilde, de manera que pareciera que uno está escuchando las reflexiones de un bondadoso y sabio  abuelo y no de este muy reconocido rabino y escritor.

De manera casi introductoria, Kushner cita al psiquiatra Carl Jung con la frase: “Alrededor de un tercio de mis pacientes no padece una neurosis definible en términos clínicos sino más bien sufre por la insensatez y futilidad de su vida. Esto puede denominarse la neurosis general de nuestros tiempos.”  Así, se introduce la idea de que el hombre moderno tiene muchas veces fama, riqueza o poder y aún así no se siente satisfecho. Lo que el hombre anhela realmente, es saber que su existencia fue importante para algo o alguien: que tuvo un sentido.

“Alrededor de un tercio de mis pacientes no padece una neurosis definible en términos clínicos sino más bien sufre por la insensatez y futilidad de su vida. Click To Tweet

Para ejemplificar el proceso que viven los seres humanos en esta búsqueda de sentido, el autor utiliza un pequeño libro de la biblia llamado Eclesiastés. En él, un hombre “sensato, de mediana edad” enfrenta el miedo a envejecer sin haber encontrado algo que diera sentido a su existencia y en los capítulos del libro, el rabino nos lleva a recorrer los falsos senderos en los que lo busca antes de encontrarlo… senderos que algunos de nosotros seguramente hemos transitado o transitamos aún.

El más obvio y primer camino que aprendemos seguir es el de la riqueza y comodidad. Kushner aclara que seguramente buscamos bienes porque nos proporcionan seguridad contra cualquier eventualidad difícil de la vida. Sin embargo, agrega, nadie puede tener nunca semejante poder. El mundo es demasiado complejo como para que uno pueda controlar todo lo que sucede. El poder abrumador no garantiza el poder absoluto.”

Posteriormente, el rabino nos explica el peligro de quienes aprenden a sentirse realizados en la falsa senda del sufrimiento y la victimización o en la indiferencia o anestesia emocional. Sobre esto, nos regala una bellísima y sorprendente, al menos para mí, frase del Talmud: “En el mundo que vendrá, cada uno de nosotros tendrá que responder por las cosas buenas que Dios puso sobre la tierra y que nos negamos a disfrutar”… ¿Qué les parece?

Más adelante en su libro, Harold Kushner analiza el crecimiento en la fe a partir de las etapas del desarrollo propuestas por Piaget. explorando la manera como Dios nos lleva a través de experiencias de la vida a crecer espiritualmente hasta convertirnos en adultos que no se conforman con obedecer la ley sino que buscan su interpretación mejor. No podría citar todas las frases de esta parte del libro que considero valiosas llaves de sabiduría.

En sus últimos capítulos, el autor reflexiona sobre los aprendizajes del personaje de Eclesiastés y su semejanza con todos los seres humanos, concluyendo en la explicación de una bella tradición judía y su enseñanza. Al final, uno se queda con el libro en las manos y no sabe si besarlo o volverlo a empezar. De verdad, muy recomendado.

Los dejo con una frase final que espero ilustre el pensamiento que Kushner quiere compartirnos:

“Si la lógica te indica que la vida es un mero accidente sin sentido, no renuncies a la vida. Renuncia a la lógica. Si la lógica te dice que a la larga nada es distinto porque todos morimos y desaparecemos, entonces no vivas a la larga. En vez de cavilar acerca del hecho de que nada perdura, acéptalo como una verdad de la vida y aprende a encontrarle sentido a lo transitorio, a las alegrías que perecen.”

¡No te lo pierdas!

Libros relacionados que te encantará conocer:

                                                                                          

Comments are closed